Front-end y repostería

chocolate cookies

Estoy tratando de conectar algunas ideas que pasan por mi cabeza.

Hace unos meses empecé un Programa Superior de Marketing Digital, pero prefiero llamarlo Máster que es más corto y así la gente lo entiende. Aunque hace tres años que me planteé empezar el máster no se me había ocurrido escribir un blog, ni cacharrear con editores web. Supongo que por pereza y falta de conocimiento técnico, además, llevar el móvil en modo avión unas seis u ocho horas al día tampoco me ha ayudado.

Como estoy invirtiendo mucho tiempo y mis escasos ahorros en esto, creo que es justo que deje de procrastinar. Que palabra más asquerosa, me encanta usarla. Es de ese tipo de palabras que te obliga a ir a Google a buscar su significado, pensar mucho sobre ella y decidir si merece la pena usarla porque puedes acabar con la cabeza como un bombo. Se la escuché a una señora con el pelo rosa en una ponencia de Google Actívate, si, también hay una versión presencial de ese curso de Marketing. En aquel momento no la agregué a LinkedIn así que no recuerdo su nombre. Hay otra palabra que también está muy de moda: ‘resiliencia’. Es la tercera vez que salgo del editor para buscar como se escribe. Tengo que leer más pero me gusta dormir y no tengo demasiado claro si los resilientes duermen.

La resiliencia es el proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras.

¿Suena dramático verdad? Bueno pues eso, cuando acabe de escribir me voy a hinchar a poner etiquetas al post sin tener ni idea de SEO a ver que pasa. Después de un par de meses en el máster hablando sobre él, entiendo algo: si no tengo visitas/tráfico para medir no puedo saber como demonios funciona. ¿Ahora entiendes por qué te ha llegado este post por WhatsApp, Twitter o correo electrónico? 🤪

Coñas aparte y volviendo a lo de conectar ideas..preparo unas galletas de chocolate que están de locos. La receta no es mía si no de Bea. Ella también tiene un blog pero el suyo es de recetas riquísimas. Antes de encontrar su historia sobre las ‘Original Toll House Chocolate Chips Cookies’ probé varias recetas hechas con Crisco. Es esa masa blanca que usan para freír el pollo en la película de Criadas y Señoras. Me quedaron horribles por cierto, sabían a calamares mal rebozados. Sin ninguna duda la fórmula definitiva es la de Bea aunque yo le doy mi toque. Vamos a ver.. mi madre es de La Palma, eso es un plus. Allí la repostería es un arte y sirve para resolver cualquier conflicto político de sobremesa. Bien de mantequilla, almendra y sobretodo mucha azúcar, si es blanca refinada mejor.

Recapitulando:

  • Este es un blog de prueba en el que cuento mis chorradas sobre transformación digital para trastear un rato.
  • No me queda claro cómo hacer SEO pero se me da bien contar tonterías.
  • Tengo rejo palmero y disfruto haciendo postres pero Internet está lleno de ‘Beas’ así que vamos a probar con esto.

Entonces, ¿a qué viene lo del Front-end? No nos volvamos locos, acabamos de empezar y aún es pronto para anunciar a bombo y platillo mi historia con la cara amable del desarrollo web.

Más en el próximo post, pero mientras tanto puedes cotillear mi página… 👉💩 www.macacadevaca.com

Venga va, aquí dejo en enlace a la receta de Bea.. ORIGINAL “TOLL HOUSE” CHOCOLATE CHIP COOKIES

 

Anuncios

1 comentario en “Front-end y repostería”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s